viernes, 5 de marzo de 2010

We've had enough.

A una joven vida le robaron el amor y nadie le dijo por qué.
Su dirección tiene una luz tenue desde que hubo otro crimen violento.
Ella preguntó, inocentemente, por qué su padre tuvo que morir.
Le preguntó al hombre de azul:
“¿Cómo es que puedes elegir quién vivirá y quién morirá?
¿Dios te dijo que podías elegir?
Tú viste que él no corrió y que mi papi no tenía un arma."
En mitad de un pueblo, en una tierra lejana, yace un pobre chico con su juguete roto.
Muy joven para comprender.
Está despierto.
El suelo está temblando.
Su padre le sostiene la mano.
Gritando y llorando, su esposa está muriendo.
Ahora él tiene que explicarlo.
Él, inocentemente, preguntó por qué su madre tuvo que morir.
¿Para qué están estos soldados?
Si están por la paz, ¿por qué hay guerra?
¿Dijo Dios que ellos podían decidir quién vivirá y quién morirá?
Todo lo que mi mamá hizo fue intentar cuidar a sus hijos.
Estamos parados, inocentemente, mirando a la gente perder sus vidas.
Es como si no tuviéramos voz.
Es hora de que tomemos una decisión.
Solo Dios puede decidir quién vivirá y quién morirá.
No hay nada que no podamos hacer si unimos nuestras voces como una sola.
Tienen que escucharlo de mí.
Tienen que escucharlo de ti.
Tienen que escucharlo de nosotros.
No podemos soportarlo.
Ya tuvimos suficiente.
Desde lo más profundo de mi alma…
Desde lo más profundo de tu alma, deja a Dios decidir.

Michael Jackson

1 comentario:

  1. www.lamuertedemjesmentira.blogspot.com

    www.lamuertedemjesmentira.blogspot.com

    ResponderEliminar